Qué hacer en La Barceloneta

Aprovechando la reapertura de la ciudad justo a tiempo para el verano, ya te contamos acerca de las mejores tapas y comida mediterránea para disfrutar durante esta temporada, así que hoy queremos que nos acompañes a explorar el barrio de La Barceloneta y todo lo que tiene para ofrecer: paseos a la orilla de la playa, museos, parques, monumentos, edificios históricos ¡Y mucho más!

Un poco de historia...

Hacia el siglo XVIII, tras la construcción de La Ciudadela, fue necesaria la creación de nuevas viviendas para las familias pescadoras desplazadas. Al principio se trató de viviendas de bajos recursos, con el tiempo La Barceloneta pasó a ser una zona industrial y, tras la desmantelación de dichas fábricas, una zona residencial.

Las playas de este barrio suelen estar llenas de turistas pero sus estrechas callejuelas son tranquilas, algunas de hace más de 200 años, invitando a perderte en ellas, olvidándote del resto del mundo y descubriendo un mosaico de detalles arquitectónicos de distintas décadas por aquí y por allá.

Lugares para visitar en La Barceloneta

Paseo Juan de Borbón o Joan de Borbó

Iniciamos nuestro recorrido en este paseo lleno de edificios de la primera mitad del siglo XX, desde la zona de Santa Caterina y La Ribera, recorriendo el Port Vell, para desembocar en las playas y el paseo marítimo. Se trata de una caminata de contrastes: de un lado la ciudad  y sus edificios, mientras del otro lado están el mar confundiéndose con el cielo y las embarcaciones que llegan trayendo la pesca del día.

Las playas de La Barceloneta

No es una, como normalmente se cree, sino 4: San Sebastián, San Miguel, La Barceloneta y Somorrostro. En San Sebastián se celebra el primer baño del año: la gente de la zona sale el 1° de enero a darse un baño en las frías aguas invernales para comenzar el año con buena suerte, mientras que en verano -anota- se instala el Cinema a la platja -que este año se celebrará del 1 al 5 de julio-, para que las personas disfruten del cine independiente en la playa, de manera gratuita. Otro dato curioso -aunque menos intelectual- es que también hay una zona de playa nudista.

El paseo marítimo de Barcelona

Construido en 1992 durante la gran hazaña de apertura de la ciudad al mar en la ciudad pre-olímpica, el Paseo marítimo de Barcelona tiene un largo de 5 kilómetros que recorre sus playas, pasa por el Puerto Olímpico de Barcelona y te lleva hasta las playas de Poblenou. Lo recorras completo o no, se trata del lugar ideal para ver el atardecer.

El Museo de Historia de Cataluña

Si tienes ganas de pasar un día de aprendizaje, de conexión con la tradición catalana y sus generaciones, nada mejor que llegarte al Museo de Historia de Cataluña, fundado en 1996, en el último edificio que se conserva del antiguo puerto industrial de Barcelona. Aquí también se encuentran el Museo de Historia Contemporánea de Cataluña y su biblioteca.

L’Estel ferit o La estrella herida

Una monumental escultura, conocida en el slang barcelonés como “Los cubos”, hecha por Rebecca Horn en 1992 durante la reforma para los juegos olímpicos. Esta obra se encuentra en la playa de San Miguel y es un homenaje a los primeros habitantes de La Barceloneta, representándoles a través de sus hogares: con cubos a modo de chiringuitos superpuestos que parecieran tambalearse a la orilla del mar.

Mercado de La Barceloneta

¿Te despertaste con ganas de hacer la compra y pasear? En la plaza del mercado de La Barceloneta puedes hacer ambos: se trata de un edificio histórico construido en 1884 que, incluso, soportó bombardeos durante la Guerra Civil Española, por lo que hubo que reconstruir su cubierta -y a la entrada del mercado se encuentra una placa conmemorando a las víctimas-. Hay obras de arte adornando los pasillos entre cereales y pescados y se trata de una estructura sostenible, gracias a las placas solares añadidas en su última remodelación. 

Parque de la Barceloneta

Si estás de ánimo para conectar con la naturaleza, leer al aire libre o para caminar de la mano con tu enamorad@, el Parque de La Barceloneta es una opción verde, fresca e interesante: con un recorrido que comprende la Villa Olímpica, un campo de fútbol, los edificios antiguos de un depósito de gas en La Barceloneta industrial, una apertura a la calle Doctor Aiguader -¡Hey, aquí estamos nosotros!- y una salida al mar. 

Pasa Tapas

Y, después de pasar todo el día conociendo La Barceloneta, nada mejor que visitar Pasa Tapas para recargar energías y disfrutar de una deliciosa comida mediterránea con ambiente de playa o de tapas y cañas de tirador en nuestro bar estilo pub británico con sala de ocio.

Llenemos de alegría las calles de nuestro barrio, sal a conocerlo y, aprovechando, pasas a visitarnos. ¡Te esperamos!