Historia de la dieta mediterránea: un gran parlamento alimentario.

Una historia de más de 2.000 años, que nos cuenta sobre las culturas de todo el mundo y las migraciones de cientos de culturas. En palabras de Alberto Angela, divulgador italiano, para el períodico El país, la dieta mediterránea es “...un motor de la historia, de economía, de política. Permitió el diálogo entre tres continentes, con alimentos que procedían del Líbano, con mezclas de las culturas del Egeo, etruscas, romanas... una dieta fruto de la evolución, de un gran parlamento alimentario"

Desde Pasa Tapas, nuestro restaurante de comida mediterránea, queremos que nos acompañes a conocer que caracteriza este gran patrimonio cultural intangible de la humanidad reconocido por la UNESCO que es nuestra gastronomía mediterránea:

De la historia antigua a la modernidad: el enriquecimiento de la dieta mediterránea

Desde las civilizaciones antiguas de Egipto, Mesopotamia y Grecia, pasando por el Imperio romano, la Edad Media y la Modernidad, como su nombre lo define -y tanto lo hemos escuchado- la comida mediterránea es esa dieta característica de las culturas que han hecho vida en la cuenca del Mar Mediterráneo desde hace más de dos milenios. 

Es especial no solo por sus ricos sabores o por ser una de las dietas más sanas del mundo -con un alto consumo de verduras, frutos secos, cereales y grasa de pescados en comparación a las dietas ricas en carnes y lácteos- sino también porque muchos de sus ingredientes y recetas han surgido gracias a la interacción con pueblos distintos a los autóctonos de la zona: como el tomate, traído de América, o la naranja, traída de Asia.

En cuanto a las técnicas de cocina, la dieta mediterránea está altamente influenciada por la cocina europea y árabe, pero la inclusión de ingredientes de otros lugares del mundo también le da otorgado técnicas de cocción de otros lugares -como el uso de especias en sus guisos. Otra característica de la dieta mediterránea es la fermentación de frutos y el acompañamiento de la comida con vinos.

¿Qué caracteriza a la comida mediterránea?

La utilización de aceites vegetales -como el sagrado aceite de oliva para nosotros-, la ingesta diaria de cereales, frutos secos y verduras, así como un alto consumo de mariscos y lácteos derivados de la leche de cabra o de búfala -menos dañinos que la leche de vaca-, además de la inclusión de especias en sus guisos.

En la dieta mediterránea también hay carne, pero el protagonista es el marisco, lo cual muchos estudios médicos asocian con la baja tasa de mortalidad por infartos en esta zona. De hecho, aunque su historia es tan larga, no se conoció como tal a la dieta mediterránea hasta 1975, cuando Ancel Keys y Margaret Haney, una pareja de científicos estadounidenses, la denominó como tal tras realizar estudios sobre su impacto en la salud cardiovascular, demostrando ser 66% más sana que las dietas norteamericana, holandesa o finlandesa.

Pasa Tapas: tu restaurante de comida mediterránea en La Barceloneta

Pero lo que más nos gusta de la comida mediterránea es su tradición, la historia que cuenta a través de su mezcla de sabores, olores y sensaciones, lo rico que son unas tapas de gambas al ajillo, un arroz negro, una buena paella de mariscos o un mel i mató de queso fresco con miel y nueces para cerrar con broche de oro una comida deliciosa.

¿A que ya se te hizo agua la boca? Ven a Pasa Tapas a comer tus platos típicos favoritos de cocina mediterránea ¡Te esperamos!